Heynckes: Me gustan los jugadores con oficio y con talento como James

76579
Octubre 09 2017, 09:10
El entrenador habló también de las fortalezas y las debilidades de su plantilla en el Bayern.
FOTO
Bundesliga
Heynckes y James. Foto: AFP

El entrenador del FC Bayern, Jupp Heynckes, dijo este lunes que él sabe lo que tiene que hacer para que el equipo vuelva a la ruta del éxito y señaló que una de las claves es que los jugadores vuelvan a confiar sus virtudes para lo que los diálogos con la plantilla tendrán un papel clave.

"Sé lo que tengo que hacer, pese a que la situación actual es difícil, para que el equipo vuelva al camino del éxito", dijo hoy Heynckes durante su presentación.

Entre las dificultades, Heynckes mencionó las lesiones del meta Manuel Neuer y de Franck Ribery y el hecho de que asume el cargo en plena pausa de selecciones con lo que no podrá entrenar con todos los jugadores.

"A partir del sábado tendremos que jugar dos veces por semana y habrá que dosificar los entrenamientos", dijo Heynckes.

Heynckes habló de James Rodríguez y elogió el juego del 'cafetero', quien ahora hace parte de la Selección Colombia por la doble jornada de Eliminatorias.

"James Rodríguez no habla alemán. El fútbol alemán es muy distinto al fútbol en Sudamérica. Es una situación muy difícil para un jugador joven", dijo Heynckes.

"No obstante, el tiene que saber que cuenta con mi apoyo y con mi ayuda porque me gustan los jugadores con oficio y con talento y creo que él tiene mucho talento", señaló.

Heynckes, al ser interrogado en la conferencia de prensa de presentación sobre el colombiano, señaló primero las dificultades que puede haber para un jugador como él para adaptarse al fútbol alemán y a Alemania.

"James Rodríguez no habla alemán. El fútbol alemán es muy distinto al fútbol en Sudamérica. Es una situación muy difícil para un jugador joven", dijo Heynckes.

"No obstante, el tiene que saber que cuenta con mi apoyo y con mi ayuda porque me gustan los jugadores con oficio y con talento y creo que él tiene mucho talento", señaló.

Heynckes anunció que, cuando regresen de sus compromisos con sus selecciones, hablará tanto con James como con el chileno Arturo Vidal.

"Tengo muy buen concepto de los dos. A Arturo Vidal lo conozco de mi época en Leverkusen donde trabajé dos años con él", recordó.

"De James Rodríguez he visto partidos suyos con el Real Madrid pero no lo conozco personalmente. Cuando vuelvan, voy a hablar con los dos y voy a darles consejos", recalcó.

Heynckes pidió que no se interpretarán sus palabras como una crítica a su antecesor Carlo Ancelotti.

"Ancelotti es un gran caballero y un gran entrenador. A todos los entrenadores nos pasa alguna vez lo que a él acaba de ocurrirle, hay veces que las cosas sencillamente no funcionan", dijo.

Heynckes se encuentra con buena parte de equipo con el que ganó la Liga de Campeones en 2013 -de la formación titular de la final faltan Philipp Lahm, Dante, Bastian Schweinsteiger y Mandzukic- pero sabe que la situación actual es distinta.

"Thomas Müller viene jugando por debajo de sus posibilidades, Jerome Boateng ha pasado por problemas de lesiones y todavía no es otra vez el jugador de 2012 y 2013, lo mismo pasa con David Alaba", dijo.

"Mi tarea es volver a formar un equipo, lo decisivo es que los jugadores vuelvan a confiar en sus aptitudes", añadió.

Heynckes subrayó que la decisión de volver al banquillo a los 72 años no tiene que ver con una añoranza suya sino con el Bayern y con lo que le debe al club.

"No era mi sueño volver al banquillo, hubiera podido hacerlo en los primeros dos años tras mi retirada pues tuve bastantes ofertas. No he extrañado nada pero creo que en tu vida no debes olvidar a quienes te ayudaron en su tu carrera", dijo.

Heynckes admitió que había tenido que reflexionar antes de tomar la decisión por motivos privados pues, por una parte, le gustaba la vida que llevaba en su granja con sus animales y, por otro, su esposa está a punto de ser operada de una rodilla.

"Sin embargo, mi esposa y mi hija me dijeron que lo hiciera, que ya se las arreglarían. Luego el perro ladró dos veces y la decisión era clara", dijo.

EFE