Leyendas del fútbol: El Barcelona y sus divorcios de novela, por Jotas Mantilla

73351
Agosto 03 2017, 20:10
Nuestro periodista recuerda cuáles jugadores han tenido un paso por el conjunto 'azulgrana', como si fuera una novela.
FOTO
Opinión
Foto: EFE.

Enero de 1983. En Lloret de Mar, en la costa brava española Maradona trataba de recuperarse físicamente luego de sufrir una hepatitis que lo marginaba tres meses de la competencia en su primer año del Barcelona. Lo visitaba Bilardo quien acababa de tomar la dirección técnica del seleccionado argentino. La promesa del médico era la cintilla de capitán en el camino a México 86 para 'El pelusa'. Eso lo impulsaría con la albiceleste, más no con el club blaugrana.

Su paso por Barcelona estuvo lleno de picos altos y bajos. Era en una época en la que España se creía el cuento aquel de la “Furia”.  Maradona trataba de darle brillo junto al Lobo Carrasco a un equipo de puros corredores. Víctor, Perico Alonso (Padre de Xavi Alonso) corrían y corrían. Maradona tuvo un par de clásicos con el Real Madrid donde dejó huella, pero no ganó más que una Copa del Rey y se fue mal del club, envuelto en una batalla campal con el Athletic de Bilbao, quien por esos días era el rival a vencer.

Tomamos el De Lorean de Volver al futuro y viajamos 12 años adelante. En el futbol español de 1996 acaba de ganar el Atlético de Madrid una liga que se caracterizó por la decadencia de un Real Madrid que no pasó de un pequeño impulso que le daba Valdano como DT un año antes, y la venida a menos de la era Dream Team Cruyff en el Barcelona. Llegaba el inglés Bobby Robson y junto a él una promesa de crack<: Ronaldo Luiz Nazario Da Lima. Velocidad, regate, potencia, gol, fantasía.

El mundo se deslumbró ante la magia pura de un jugador llamado a ser el mejor de todos los tiempos.  El Gordo Ronaldo parecía estar hecho a la medida del Barcelona. En una liga que perdieron por poco y en una temporada donde ganaron Copa del Rey y la vieja Recopa de Europa, todo apuntaba a que nacía una nueva era de dominio blaugrana. Pero el dinero fuerte de la liga italiana de aquellos días pudo más y el crack se marchó al Inter de Milán. Todos quedamos iniciados.

A diferencia de Maradona, donde el Barca no creyó que el argentino llegara a ser lo que fue, en el caso de Ronaldo primó la soberbia catalana. Pensaron que podrían reemplazarlo fácil. Tuvo que acudir a varios fichajes (Rivaldo, Kluivert, Sonny Anderson) para atenuar la ausencia del gordo. El Barcelona y su legendaria autodestrucción…

Después llegó Ronaldinho. Y volvió la magia. Y el Barcelona ganó todo. Pero la noche consumió al ídolo de portoalegre y su marcha fue gris después del portazo que le dió Guardiola. Hoy se va Neymar, luego de integrar quizás el más extraordinario tridente en la historia del futbol. Con Messi y Suarez no solo ganaron todo, sino que demostraron que, en el futbol de alta competencia, el entendimiento del potrero era posible.

Su marcha por pesos, euros, dólares o viejas pesetas se disfraza en querer ser icono de un club que pretende cosas grandes como el PSG, pero la verdad es que se va porque no soportó seguir a la sombra de Messi. Y el Barcelona, luego de Maradona, Ronaldo y demás, a decir verdad, aprendió de sus errores, porque dejándolo ir envía un mensaje claro: Messi está por encima de todos…

So Long Ney…Fins Aviat. Que te vaya bonito…

Las marchas de Maradona, Ronaldo, Ronaldinho y Neymar en el Barcelona…Divorcios de novela.
DeportesRCN.com 

Relacionados